Perdido

30/10/2014

Antes de comer se me fueron las ganas,
salí corriendo de casa,
como huyendo de tu ausencia
para volver a encontrarla.
No podía reclinarme más en la cama,
en tus sabanas,
tu esencia se marchó contigo.
Te fuiste y me olvidaste,
salí como buscando limosna,
con apariencia de perro callejero,
deambulando y saboreando la basura;
queriendo escuchar un púdrete,
o una patada o un beso.
Recibí una caricia,
de las que prueban si la fruta está madura,
luego un empujón y un no vuelvas…

…a dejarme.

O eso me pareció escucharle al viento.

[…]

— ¿Qué tiene el niño, Malena?
Anda como trastornado;
le encuentro cara de pena
y el colorcillo quebrao.
Y ya no juega a la tropa,
ni tira piedras al río,
ni se destroza la ropa
subiéndose a coger nidos.
¿No te parece a ti extraño?
¿No es una cosa muy rara
que un chaval con doce años
lleve tan triste la cara?
Mira que soy perro viejo,
y estás demasiado tranquila.
¿Quieres que te dé un consejo?
Vigila, mujer, vigila…
Y fueron dos centinelas
los ojillos de mi madre.
— Cuando sale de la escuela
se va pa los olivares.
— ¿Y qué busca allí?
— Una niña:

[…]

¿Y a ti qué te recitaban de chico?

Cálida

20/04/2010

Mente perversa que dispara
al desánimo de no hacer,
de llegar tarde,
tal vez de teclear un poco.

Cerebro pensante que discierne,
evitando la monotonía,
lo que hice, lo que hago
y lo que tal vez deba hacer.

Voy a decirte algo claro:
No porque te ame
es costumbre hacerlo.

Repito en otro modo: TE QUIERO
pero no sólo porque extrañe
tu parte cálida de la cama.

Adoración

22/12/2009

La confusión se creó en tu alumbramiento
al describir tu existencia como faro.

Eres poseedor y fuiste poseído
por la inconciencia del hombre ahogado
en fe de consonancia mística en las cosas
que no percibe el valor de ser humano.

Definiste el rumbo, desleíste la barberie,
fuiste la semilla que cayó en buen campo.

Eres mesías de la Única y Verdadera,
aliento que dio vida al trabajado barro
que al polvo, al agua y la nada
le dio sentido entre sus manos.

Fuiste tu quien curó nuestras heridas
y quien amó nuestro vergonzoso pecado.

Feliz Navidad 2009

Esta mañana me desperté con la actividad sexual a la que acostumbro. Estábamos desnudos en nuestra cama, que parecía un campo minado en el que el frío de las sábanas era el terreno peligroso. No me apetecía continuar la monotonía de apagar el despertador, asearme y tomarme el cóctel matutino rico en cafeína rebajdo con leche.

Estaba boca a bajo, aprisionando mi sexo contra el colchón como un arco reflejo derivado de la perversa mente de la Natura. No me quería levantar, tan sólo terminar con mi vital necesidad de cumplir con mis sexuales deseos de quererte, y seguir durmiendo ahí, a tu lado, sorteando el frío de las sábanas y esperando tu consciencia.

No quería seguir durmiendo, quería seguir estando a tu lado.

Mi simiente

11/01/2009

Te venderé diez mil cuentos por el precio de uno
porque de ti nace la inspiración que los crea.
Porque es escalofrío lo que siento cuando me miras
no puedo olvidarme de citar como me besas.

Ni tu aliento mañanero me lo quitó el médico,
no me dijo nada de evitar emociones tempraneras.
Has de ser veneno que en gotitas me curas,
porque llego hasta el mono si no me quedas.

Dame de comer con palabras recién salidas de ti,
con ese olor característico a primera,
a creación con amorosa locura de contrabando.
Échate un ratito bajo mi sombra fresca.

Germina en mi.

A %d blogueros les gusta esto: